lunes, 17 de enero de 2011

VII - DARSE CUENTA

En el Tarot Osho Zen, la carta número VII de los Arcanos Mayores se conoce como "DARSE CUENTA" o "CONSCIENCIA".

El Tarot de Osho tiene muchas particularidades, y una de ellas es no ceñirse necesariamente al orden y significado del Tarot tradicional. Precisamente en esta carta podemos constatar muy bien este hecho.

En este Tarot diseñado por Ma Deva Padma, se nos muestra la figura de alguien que por fin despierta para descubrir la realidad. Para los orientales, el ser humano vive engañado por maya. Maya es la forma engañosa que tenemos de percibir el mundo, como si se tratara de un sueño (ya Calderón de la Barca habló de lo mismo). Uno vive tan dentro de esa "maya", de esa "ilusión", que muchas veces pierde contacto con la "realidad". Pero las cosas no pueden permanecer así siempre. Un día, ese ser humano (podemos ser cualquiera de nosotros) se despierta de la ilusión en la que ha vivido y comprende la verdadera realidad; ha llegado el momento de su iluminación. Entonces descubre que esa realidad no es tan complicada como podría suponer, sino que es una total y completa inocencia, reprentada aquí por un Buda niño. ¿Por qué temer la realidad cuando es tan bella?

Puede que hayas buscado la verdad durante mucho tiempo y en muchos lugares, y que por más vueltas que des a las cosas, permanezcas atrapado en el engaño de la dificultad. Pero un día, sin saber cómo, ves todo con enorme claridad. Puede que sea un momento de lucidez pero es un momento que te dirige a la esencia de las cosas y te pide que no racionalices tanto ni compliques demasiado las cosas, porque éstas sencillamente son aunque tú puedas estar engañándote sobre las mismas.

Es lo mismo que sucede cuando estudias un idioma. Te afanas en conocer vocabulario, estructuras gramaticales, formas verbales; y pareces no conseguir nada. Pero un día, sin saber por qué, surge el milagro de todo el poso que tienes en tu interior, y las palabras salen de tu boca y se colocan en perfecto orden sin pensarlo con anticipación. ¿Qué ha sucedido? ¡Que has despertado!


2 comentarios:

M. Jesús Verdú Sacases dijo...

Pues sí, la mente egótica nos arrastra a conceptualizarlo todo, a etiquetarlo y querer siempre saber más e interpretarlo todo. Cuando, como dice esta carta, todo es y no es así o asá sino simplemente es. Pero la mente nos empuja a complicarlo todo. Bueno, creo que quien recibe esta carta, recibe una bendición

Hada Saltarina dijo...

De alguna manera puede ser esa bendició que tú dices, pero en el terreno emocional de un ser humano la verdad a veces causa un cierto dolor. Al fin y al cabo, de eso creo que trata esta carta, de ver la realidad, la verdad; es una bendición verla pero unas veces causa alegría y otras, por qué no decirlo, tristeza. Por eso a veces se alimentan tantas ilusiones, para no enfrentarse a la realidad por considerarla negativa para nosotros.

Un abrazo