domingo, 19 de diciembre de 2010

V - EL SUMO SACERDOTE

La Carta número V de los Arcanos Mayores en la baraja Rider-Waite, recibe el nombre de SUMO SACERDOTE, y también es conocida como el HIEROFANTE.

Como puede comprobarse, el paralelismo con el Arcano II, La Suma Sacerdotisa, resulta muy evidente. Pero no podemos olvidar que al tratarse de un hombre, hace alusión a una parte activa más que a un aspecto receptivo de la personalidad.

El Papa es alguien con autoridad dentro del campo de la espiritualidad. Se trata de alguien que tiene una fuerte base espiritual pero a la que decide dar forma práctica dentro de un grupo o de una institución. Es decir, sigue una determinada línea con órdenes y normas bien definidas y claramente establecidas. Es una carta que nos habla de pertenencia a un grupo aunque se pueda ostentar autoridad en él.

Pero además de este Papa o Sumo Sacerdote que dirige o bien ostenta el poder en el conjnto, no podemos olvidarnos de las otras dos figuras que aparecen en la parte baja. Podría tratarse de discípulos recibiendo instrucción o bien  personajes ya más preparados esperando ser ordenados como sacerdotes, o bien obispos recién nombrados; es decir, personas que forman parte del grupo con un determinado estatus.

Pero antes de seguir avanzando, vamos a relexionar un poco más. Cuando hablamos de espiritualidad aquí, no hablamos necesariamente de religión, sino de un grupo en el que la ética sea una base importante; y esa ética puede encontrarse en un buen bufete de abogados, en un equipo medico, en unos profesionales competentes  en cualquier campo que busquen el bien y no única y exclusivamente hacer dinero o ejercer poder. 

Esta carta se considera protectora. Se entiende como una carta favorable pues nos viene a decir que la persona a la que hace referencia cuenta con la protección del cielo. Cuando aparece, normalmente nos está diciendo que la persona que consulta o sobre la que se consulta está bien aconsejada y bien dispuesta. Tiene una solución que integra adecuadamente en un grupo.




3 comentarios:

Patricia dijo...

Que bonita carta, me gusto eso de sentirse protegida sobre todo si viene del cielo me recordo el salmo 23 uno de mis favoritos je je
besos,

María Jesús Verdú dijo...

A mí la verdad es que a veces me cuesta diferenciar a este arcano del emperador, pues el emperador también se fija objetivos y sigue pautas

Hada Saltarina dijo...

PATRICIA,

Me has hecho buscar el salmo 23, y sí, es muy hermoso. Besitos

MARÍA JESÚS,

Estoy de acuerdo contigo; a veces resulta difícil diferenciarlos. Pero de manera aislada, yo creo que el Emperador alude más a su propia autoridad y fuerza, sin necesidad de obrar en conjunto, aunque sus normas y directrices vayan en beneficio de todos. Mientras que el Sumo Sacerdote está integrado en un grupo. Además, uno es más espiritual y el otro es más pragmático. Ahí podría estar la diferencia.

Me ha gustado tu observación porque así surgen cosas que nos ayudan mutuamente.

Besos