domingo, 12 de diciembre de 2010

I - EXISTENCIA EN EL TAROT ZEN DE OSHO

En el Tarot Zen de Osho a la carta I de los Arcanos Mayores se le da el nombre de EXISTENCIA. En ella vemos a una pesona desnuda, sentada reverentemente sobre una flor de loto. La figura parece contemplar con asombro y serenidad al mismo tiempo el cielo estrellado así como el paso de un cometa.

La figura ha llegado a la existencia y la contempla desde su centro de serenidad. Se sabe parte integrante de ese universo que contempla con devoción. Sabe que no esta separado de esos cielos sino que ocupa un determinado espacio, y tras esa observación se da cuenta de lo mucho que tiene que agradecer a la Vida pues forma parte de ella.

La Existencia le recuerda que es una parte importante de todo el proceso; que su ser merece la pena y que el Universo sería otro si esa figura no estuviera. Ocupa un lugar necesario y por tanto no debe sentirse fragmentado ni en lucha con el hogar que le sustenta. 

Asimismo, la figura, al ser una parte vital del universo, reconoce la necesidad de su propia actuación. Lo que ella haga va a determinar la trayectoria no sólo de su vida sino de todo el Universo. No existe nada que sobre, todos somos necesarios y esta carta te lo demuestra. Agradece tu vida, agradece tu puesto, trabaja dentro del orden de las estrellas, no te niegas a hacer tu tarea y así el agradecimiento se multiplicará en cada una de las estrellas.

Cuando aparece esta carta en una consulta, pudiera ser que el consultante necesita un recordatorio de su propia valía y la de todo el universo. Agradecimiento, observación y acción son necesarias para el recto progreso.

El ser humano ha sido puesto en el universo y lo primero que tiene que hacer es agradecerlo y sentirse parte integrante de él. No se trata de merecimientos o no, sino de un don que hay que saber agradecer y valorar. Un don que le ha sido dado a todos los seres que componen la existencia. Un don que debe hacernos conscientes de algo muy importante: el hecho de que si estamos aquí es por algo; nadie sobra, todos estamos aquí por algo determinado, y eso hay que saber apreciarlo.




2 comentarios:

María Jesús Verdú dijo...

A mí la verdad me parece una carta preciosa porque nos recuerda nuestra valía y que, como bien dices, todos tenemos nuestro lugar en el Universo. Sin embargo, no siempre lo sabemos reconocer, a veces, dudamos e incluso lamentamos, pero todo tiene su razón en la existencia.

Hada Saltarina dijo...

MARÍA JESÚS,

Tienes mucha razón, a veces no sabemos darnos cuenta de nuestra valía y del espacio que ocupamos en el universo, y cuando los que hablan a través de las cartas nos lo recuerdan experimentamos un enorme consuelo.

Besos