martes, 14 de diciembre de 2010

II - VOZ INTERIOR EN EL TAROT ZEN DE OSHO

En el Tarot Osho Zen se nos exhorta a encontrar nuestra verdad interior, nuestra propia voz; a replegarnos y, en absoluta calma y serenidad, bucear dentro de nosotros mismos para alcanzar la claridad.

Las emociones se calman y, aunque nos pueda inundar un espíritu juguetón (representado por los delfines, a su vez sanadores), uno está conectado con su serena verdad interior.

La verdad no puede ir en contra de la vida, sino todo lo contrario. Esta carta nos pide que intentemos ver por nosotros mísmos la realidad. Especialmente cuando nos encontramos en un terreno donde se están moviendo muchas cosas y uno pierde de vista el verdadero camino a seguir. ¿Cuál será? Sólo puede ser el que nos conduzca a la Verdad, y para encontrarnos con la verdad, tenemos que saber mirar atentamente todo lo que sucede y luego llevarlo en silencio a nuestra meditación. Allí, en la paz, valoraremos lo visto y decidiremos. 

Si se ha mirado con profundidad, la verdad ha de surgir de nuestro interior. Hacer consciente lo inconsciente a través de un trabajo de introspección nos puede conducir al buen sendero. Escucha a uno y otro, valora todos los aspectos, cuídate de tu propia instrucción y luego, ¡habla desde tu interior! Nadie debe hablar por ti una vez recabada toda la información, puesto que tú debes saber lo que es mejor para ti.

Quien busca la Verdad, no puede traicionarse. Pero a la Verdad hay que mirarla abiertamente, aunque sea con los ojos interiores del alma.



2 comentarios:

María Jesús Verdú dijo...

Me encanta esta carta pues yo suelo practicar meditación y me sirve para estar en paz y aclarar mis ideas, así que esta carta me va ideal para profundizar en su significado

Hada Saltarina dijo...

MARÍA JESÚS,

Sí, en la meditación las ideas se asientan y quiero pensar que nos "soplan" ideas también... ¡A que sí!

Gracias por tu compañía. Besos